jueves, 22 de marzo de 2018

Diario de Lolita Adolescente (Capitulo I)

Hola Chic@s

Una pequeña intro antes de empezar... Lo que os voy a contar es 100% real. Aunque en ocasiones algunas cosas puedan parecer increíbles, os juro, que todo lo que vais a leer ocurrió tal y como os lo relato. Solamente he cambiado los nombres de los chicos... supongo que esta claro el motivo.

Como os dije el otro día, esta semana voy a empezar a contaros como fueron mis inicios en el sexo...

Diario de Lolita Adolescente (Capitulo I)

Yo aun no había cumplido los 14 años, cuando ya en el instituto,  cursando 2º de ESO, empece a sentir “algo” mas serio por los chicos. Pero yo era muy tontita. Para mi, tener novio era andar cogidos de la mano, algún pico y poco mas, que era lo que había hecho durante los dos últimos veranos con un buen amigo mio.

Entonces en el instituto me fije en Luis.

¿Quién era Luis? Luis era el malote, el gamberro de clase... ese por el que todas las niñas “tontitas” nos colgamos en el instituto... Y yo bebía los vientos por caminar de la mano de Luis por el paseo marítimo de Torrevieja (por si no lo había dicho aun, me crié en la citada localidad Alicantina).

Un buen día, una “niña” de clase, una repetidora, con la que cogí algo de confianza, me hablo sobre Luis... y me dijo para mi sorpresa, que Luis ya daba besos con lengua. Aquello para mi fue un shock, porque ¿como iba a ser yo la novia de Luis y que se diese cuenta de que yo no sabía besar?. Aquella noticia, que para vosotros, queridos pervertidos que me leéis, puede parecer una tontería; para mi, fue un momento traumático que me hizo pasar mas de una noche en vela, llorando incluso porque pensaba que a los ojos de Luis yo no seria mas que una “niñita” tonta...

Para que os hagáis una idea de lo que significaba ser "novios" para mi con 14 años.

Mi amiga repetidora, que ya sabia mucho mas que yo, se ofreció a enseñarme a besar... aunque para vuestro desengaño tengo que reconocer que sus clases fueron teóricas. De hecho, me enseño a practicar con mi mano, como si fuese una boca... Y así me pasaba yo las tardes, dándome besos con lengua a mi propia mano.

Cuando pensé que ya tenia el tema “controlado”, volví a donde mi consejera para temas del amor y le dije que ya estaba lista para “conquistar” a Luis... y entre ella, y alguna amiga mas, se encargaron de orquestar nuestra “relación”.

Al principio la cosa fue un poco rara... porque aunque eramos “oficialmente” novios, cada uno andábamos a nuestro aire y para mi eso no era correcto. Yo quería quedar con él, pasear de la mano y besarle, aunque esto ultimo me daba autentico terror, ya que no quería hacer el ridículo ni que pensase mal de mi.

Después de unos meses de novios “sin roce”, la cosa paso a mayores, llegaron los primeros paseos, algunos picos y por fin los besos con lengua... y de verdad, recuerdo que las primeras veces yo lo pasaba mal. No sabia si metía mucho la lengua, si la metía poco, si tenia que abrir mas la boca... pero finalmente, a base de mucho practicar, creo que acabe cogiéndole el tranquillo :-p

Durante esos meses, para mi, las tardes se convirtieron en una rutina maravillosa de coger el autobus, ir hasta la Mata, que era donde Luis vivía y verle, pasear con él y besarnos mucho... muchísimo... Imaginad que yo todavía tenia 13 años... para mi aquello era super excitante, pero no en el terreno sexual, si no en el emocional. Yo, una niña apenas, hacía cosas de "mayores"... No me ponía "burra" perdida, si eso es lo que os estabais imaginado... Simplemente sentía emoción y notaba que mi autoestima, que estaba un poco baja, subía como la espuma.

Y así seguimos hasta que de repente, sin saber muy bien porque cada vez me era mas complicado quedar con Luis. O tenía otras cosas que hacer, o no le venia bien, o siempre pasaba algo... Entonces sufrí mi primer desengaño amoroso... pero eso ya lo contaremos en el próximo capitulo.

Besos, mis queridos pervertidos. 


PD. Mañana publicare el ganador del premio a la mejor fantasia... Estoy entre dos... y me esta costando la vida decidirme.

10 comentarios:

  1. Has conseguido sacarme una sonrisa tonta...me has hecho recordar y sabes que quizas los comienzos no sean tan distintos entre hobres y mujeres... Lo que pasa es cuando la sangre llega al nabo la cosa cambia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, que bonico que eres! Siempre encantador!

      Eliminar
  2. Tus recuerdos creo q.son parecidos a los mios. Jejej. Y q buenos x cierto. El hormigueo que se formaba.cuando quedaba.con la primera novieta. Jejje. Esperando seguir leyendo las siguientes partes.de tu historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tengo para contar, para este mundo y el que viene!

      Pronto mas!

      Besos

      Eliminar
  3. Hola wapa, creo que por esa etapa, hemos pasado todos jijiji, la del miedo a saber besar bien y todo eso. Pero creo que poco a poco lo fuiste superando ¿ a que si? 😘😘

    ResponderEliminar
  4. Pero que bonita eres, che!. Como mola esa edad... es inocente y a la vez tan vital. Me pregunto si a día de hoy sigue siendo así, l@s chaval@s de hoy en día me temo que eso lo perdieron. Me gusta tu entrada al blog, me transporte también años, y años... hahha, atrás! Besitos prenda, deseando saber ya el resultado, espero ser uno de esos dos afortunados!!🤗😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que las cosas hayan cambiado tanto hoy en día... de todo habrá... yo no lo sabia, pero era de las mas avanzadas... y yo pensaba que era la tontita del grupo, jajajaja.

      Besos

      Eliminar
  5. Todos fuimos muy tieeennnnossss a esa edad. ¡Que inocentes e ingenuos éramos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sigo siéndolo! ;-) sois vosotros, que me lleváis por el mal camino, jajajaja

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...